08/12/2021
Breaking News
  • Home
  • Politica
  • DESAFÍOS PARA EL NUEVO MINISTRO DE LA SENAVITAT. Casa propia: Urgen alianza público privada para paraguayos con ingresos bajos

DESAFÍOS PARA EL NUEVO MINISTRO DE LA SENAVITAT. Casa propia: Urgen alianza público privada para paraguayos con ingresos bajos

By on 22/08/2018 0 160 Views

En un análisis de la ex ministra de la Senavitat, Soledad Núñez, quien estuvo al frente de la entidad por tres años y medio, sobre la situación habitacional del país, manifestó a Paraguay Informa, que el nuevo ministro de la Senavitat, Dany Durand, debe encarar dos importantes reformas que pasan por la accesibilidad de créditos en el sistema financiero de personas con bajos recursos y del mercado inmobiliario para ofrecer respuestas a este sector poblacional.

Teniendo en su haber, la construcción a nivel país de más de 30 mil viviendas y otras 7000 en avanzado estado de terminación, en comunidades rurales, asentamientos urbanos e indígenas, la ex responsable de la cartera de vivienda del país, señaló que en tres años y medio es difícil satisfacer la alta demanda que se tiene. “La demanda de viviendas es enorme, como se sabe bien en nuestro país se hizo muy poco en décadas anteriores, para abarcar todo en tres años”, aclaró la entrevistada.

No obstante, mencionó que se pueden lograr soluciones a escala que garanticen el acceso a una vivienda adecuada a toda la población.

Para llegar a esto, “se debe dar una articulación público privada efectiva que desarrolle proyectos dependiendo del segmento de la población que se busca atender”.

Explicó que “la realidad de la vivienda en Paraguay, es que hay un mercado que de por si atiende a sectores de mayor ingreso tanto con créditos del sistema financiero como con soluciones habitacionales con precios de venta para ese segmento”.

Por otro lado, Núñez mencionó que “el Estado, a raíz de su ausencia histórica en este rubro, en estos últimos años tuvo que dedicarse a dar solución a familias en situación de pobreza y pobreza extrema para brindar una respuesta. El estado priorizo a las familias en situación de vulnerabilidad”

PRIMER DESAFÍO:  ALIANZA PÚBLICO – PRIVADA PARA SECTORES DE INGRESOS BAJOS Y MEDIOS

Comentó además que el segmento poblacional de ingreso medio, que es bastante amplio, no necesita  un subsidio del 95% que el Estado brinda a familias de escasos recursos para acceder a una vivienda, pero si necesita una asistencia del 50%, 60% o 70%. Para esto tendría que ofrecer como contraparte un monto de dinero, para lo cual debería acceder a un microcrédito sea o no hipotecario. “Esto le permitirá pagar una cuota de G. 200.000 o G. 300.000 guaraníes por su vivienda”, aseguró al tiempo de advertir que esta realidad no se da hoy en Paraguay y que este sería el primer desafío que Durand deberá trabajar como prioridad.

“Hoy eso no se da porque el sistema financiero no brinda préstamos a ese segmento de la población. Hay un vacío en ese sentido que insistimos en estos años, para que la banca privada y pública se interese en el segmento de ingresos bajos de la población. Para ello, el sector público tiene que generar los incentivos, un sistema de garantía que reduzca los riesgos de los préstamos que son destinados a ese segmento”, sostuvo.

En ese sentido, mencionó que se tienen experiencias exitosas en Chile y Guatemala con seguros para los préstamos hipotecarios a familias de bajos ingresos, de tal forma que permita profundizar este tipo de préstamo y permita que una familia pague una cuota baja con la presentación de su contraparte al subsidio del Estado. “De esta forma se amplía la respuesta a la problemática”, dijo.

Explicó además que hoy “estamos en un punto en que si no funciona la alianza público privada, no vamos a poder dar soluciones a escala que beneficien a nuestro país”

 

SEGUNDO DESAFÍO: SOLUCIONES ECONÓMICAS EN EL MERCADO

Ahora el segundo desafío que le espera al nuevo gobierno tiene que ver con otra problemática dentro de lo anteriormente señalado.

“Puede funcionar la reforma del sistema financiero, pero si no existen soluciones económicas en el mercado para que la gente pueda comprar en los lugares que le interesa, que responda a una buena planificación urbana y sean viviendas que se corresponda con los centros generadores de empleo, tenemos otro problema” , advirtió Núñez.

Explicó que, de solucionarse el tema del crédito, “yo consigo un subsidio del Estado, el banco me da el 50% del monto y el Estado otros 50 millones, son cien millones, pero si me voy al mercado y no encuentro una vivienda de cien millones, si no hay soluciones económicas, entonces falla el sistema hay que hacer dos reformas que hacen falta”.

Explicó además que el sector privado no habrá de invertir si no hay garantías de compra, o de que los adquirientes existirán en el futuro, “estamos en ese punto:  la prioridad deben ser las reformas para asegurar que las soluciones puedan seguir escalando. El Estado solo no puede, si evaluamos los ingresos y pensáramos que el Estado debe subsidiar el cien por ciento, los recursos no alcanzarán”

Por eso, la ex ministra recalcó que se debe buscar “un programa,  dependiendo del segmento de la sociedad, que brinde a cada ciudadano la posibilidad de una vivienda”.

Actualmente la Senavitat tiene dos programas, uno es el de vivienda económica y el otro social. El primero es para aquellas familias que con un ingreso medio pueden aplicar para una vivienda con una cuota de un millón o más, dependiendo de sus ingresos, mientras que la social, está dirigida a familias en estado de vulnerabilidad, llámense indígenas, asentamientos urbanos precarios entre otros, que de las 37.000 viviendas hechas el 97% aproximadamente fueron destinadas a este sector, según comento la ex titular de Senavitat.

A %d blogueros les gusta esto: