29/01/2022
Breaking News
  • Home
  • Nacionales
  • Con trasfondo político, sin presupuesto y entre contradicciones, se implementará el SMO y el SCS, según Camilo Soares

Con trasfondo político, sin presupuesto y entre contradicciones, se implementará el SMO y el SCS, según Camilo Soares

By on 27/12/2018 0 192 Views

Para Camilo Soares, sociólogo y analista político, la implementación de la ley del Servicio Militar Obligatorio (SMO) y del Servicio Civil Sustitutorio (SCS) no tiene sustento técnico ni base presupuestaria, solo tiene un objetivo político, con miras a las internas de la ANR y el posicionamiento de algunas figuras como la del Defensor del Pueblo,  Miguel Godoy.

En un breve análisis del tema, para Paraguay Informa, Soares manifestó su postura en relación al “renacer militarista” en nuestro país con la vuelta del SMO.   Soares  recordó  que en los últimos meses se comenzó nuevamente a instalar la idea de la necesidad de revitalizar la institución del servicio militar obligatorio  “Todo tiene su origen en la campaña electoral,  cuando desde el partido colorado, Mario Abdo Benítez, lanza el tema del servicio militar obligatorio como un recurso de campaña,  para tratar de confrontar, diferenciarse con la Alianza, apelando a ese voto conservador tradicionalista , muy influenciado por la tradición militarista que tenemos en el país”.

Soares, expresó que “en principio se trató de un recurso de campaña, que luego fue tomado por unos funcionarios menores, que hicieron como una especie de competencia de ver quién se granjeaba mayor simpatía con el presidente Mario Abdo Benítez, entonces se apuraron en tratar de reflotar esta institución”.

El analista político, aclaró y recalcó que la idea de reflotar el SMO, no provino de un militar activo, sino de funcionarios civiles y militares retirados, quienes paradójicamente son los que más la defienden.

Explicó que en ese sentido, se presenta al SMO, como una especie de solución a los grandes problemas nacionales “como la falta de educación, falta de organización, seguridad, drogadicción, prostitución, algo así como que el SMO es  la panacea a todos los problemas”.

El entrevistado  afirmó que la idea de que lo militar puede solucionar los problemas,  es “porque se  parte de la presunción que todo ciudadano es culpable hasta tanto se logre disciplinarlo, a partir de un dispositivo, bien vertical como lo son las FFAA.  No pasan por ese dispositivo, no son disciplinados, llega el caos y el caos hace que sea invisible nuestra vida en sociedad”.

LOS NÚMEROS NO MIENTEN

La expectativa de candidatos a prestar el SMO, serían de unos 50 a 60 mil jóvenes por año que estarían en edad de ser enrolados. En tanto, las autoridades hablan de que solo unos 4.000 jóvenes pueden ser incorporados a las FFAA, según el presupuesto con que cuentan aprobado.  Según Soares, el reflote del SMO es un recurso retórico propagandístico, “ya que ellos no pueden, ni aunque quieran, incorporar a 50 mil jóvenes por año, por lo cual el SMO es solo un nombre, no tienen posibilidades incluso legales, o reales de existir”.

CONTRADICCIONES

La primera  gran contradicción apunta Soares, que tumba  la propia legalidad de esta disposición,  es “si el SMO  es obligatorio, todo ciudadano estaría obligado a prestar el servicio, pero en contrapartida el Estado tiene que facilitar, las condiciones para que esa obligatoriedad, sea efectiva y se cumpla.  Qué pasa si el Estado no puede garantizar las condiciones para que la obligatoriedad se cumpla? Entonces el Estado no puede exigir la obligatoriedad, con lo cual la multa resulta ser contradictoria, a la propia obligación legal”.

CARRERA ELECTORAL?

Surge la otra cuestión, “aquellos que están impulsando el cumplimiento del SCS, que sería la figura que tendría que ser aplicada para aquellos que se declaren objetores de conciencia, son los funcionarios civiles fundamentalmente, y están vinculados a unos funcionarios con proyectos políticos, electorales dentro del partido colorado, como ser el caso del defensor del pueblo Miguel Godoy”, advirtió el entrevistado.

Soares, explicó que todo se trata de una estrategia , con repercusión mediática, para ganarse el aprecio de los sectores conservadores, típico de la aristocracia colorada. “Luego, se solicita la ampliación presupuestaria para la Defensoría del Pueblo, para que pueda estructurar una burocracia a nivel país, según las mismas declaraciones de Miguel Godoy”, subrayó.

Adelantó que esta burocracia, le permitirá crear dependencias de la Defensoría en todo el país, en las cabeceras departamentales, para que las personas que quieran objetar puedan hacerlo a través del ente dirigido por Miguel Godoy.  Soares, mencionó que esta objeción no es de exclusividad de la Defensoría y que podría hacerse a través de los municipios, juzgados de paz, cámara de diputados. “ Sin embargo el objetivo es que solo se haga con la Defensoría para crear una red clientelista, con dinero público , una estructura fáctica, para la estructura de las internas del Partido Colorado, por parte del defensor del pueblo”,  comentó.

El SCS

El analista político, se preguntó «Acaso existe un estudio técnico que contemple aspectos financieros y logísticos de las instituciones como los centros educativos, de salud, o bomberos que muestre que es factible incorporar, cada año, a 40 mil jóvenes para prestar este servicio civil?»

“Por ejemplo, si 300 jóvenes van al centro de salud de Caazapá para hacer su servicio civil, qué tarea harían, quiénes los controlarían? quién se haría cargo de su manutención, porque la propia CN establece que el SCS no puede tener carga para el ciudadano”, cuestionó.

Agregó que  el Estado tiene que financiar eso, sin embargo, el mismo afirma que no existe  presupuesto, ni siquiera una ley en el Congreso que se esté estudiando para la ejecución presupuestaria.  Soares, agregó que el mismo Miguel  Godoy, admitió que el próximo año pedirían una ampliación presupuestaria.  “O sea, ellos quieren aplicar la ley, sin que existan los requisitos básicos, ajustado a derecho para que la ley sea efectiva” afirmó Soares.

Finalmente, Soares sostuvo que “entonces no existe ninguna posibilidad de reclamar al ciudadano del cumplimiento del SMO o del SCS. Acá lo que se esconden son posiciones políticas, para granjearse simpatías con los sectores políticos conservadores de la sociedad, apelando a ese militarismo tan presente en la cultura paraguaya después tantas décadas de gobierno militar, nada más que eso”.

A %d blogueros les gusta esto: