08/12/2021
Breaking News
  • Home
  • Portada
  • El futuro de la votación en Paraguay está en riesgo

El futuro de la votación en Paraguay está en riesgo

By on 13/10/2019 0 317 Views

TSJE pretende incorporar tecnología electoral obsoleta en 2020

Recientemente el TSJE publicó una licitación internacional que busca seleccionar el sistema de votación y escrutinio electrónico para las elecciones de intendentes municipales y concejales de 2020. Según el pliego, la máquina de votación debe “asentar el voto en un registro código QR o chip electrónico de manera encriptada”; abriendo como alternativa el uso del obsoleto chip (tecnología RFID), que ha sido duramente cuestionado en otros países por vulnerar el secreto del voto.

Según distintas investigaciones, el chip RFID permite su lectura a distancia y, aunque fuera cifrado, es posible alterar el contenido de la información que allí se registra. En 2016, esto quedó demostrado por un grupo de investigadores argentinos en el Congreso de ese país.

En 2010, Israel había descartado un sistema muy similar por considerarlo inseguro. Investigadores de la Universidad de Tel-Aviv demostraron de manera concluyente que el secreto del voto se encontraba comprometido. En Estados Unidos, al igual que en Israel, el chip electrónico tampoco resultó una opción viable.

La discusión en Argentina generó tanta polémica, que incluso la empresa Magic Software Argentina (MSA), fabricante de esa tecnología para dos provincias de ese país, tuvo que reconocer que era posible interceptar el chip a metro y medio de distancia. Posteriormente, otros estudios demostraron que incluso a mayor distancia es posible.

Ignorando estos antecedentes, el organismo electoral de Paraguay está considerando la utilización de un boletín de voto impreso con un chip RFID incrustado, como lo ha implementado la empresa MSA en elecciones provinciales de Argentina en Salta y Buenos Aires (nunca a nivel nacional).

Por otro lado, la ponderación de la experiencia parece ser algo que no les preocupa a las autoridades del TSJE. Según el pliego de la licitación, la experiencia nacional no es una exigencia para participar de la licitación. Esto claramente representa un riesgo en un país con un poco más de 4 millones de electores. Las autoridades deben garantizar que la tecnología a utilizar sea de punta, cumpla con todos los requisitos de seguridad y haya sido comprobada en procesos electorales similares a nivel nacional.

Asimismo, el organismo debe estar atento a que los equipos de votación posean componentes internos de protección que soporten los ataques cibernéticos (comunes en una elección). Aquellos equipos que no cuentan con estos componentes son vulnerables a un mayor número de fallas y de ataques, debido a que no han sido diseñados para ser utilizados en proyectos de misión crítica como son los procesos electorales.

En Paraguay, la tecnología de votación y escrutinio para las elecciones de 2020 debe funcionar correctamente, y garantizar el secreto del voto de los ciudadanos de principio a fin.

Implementar tecnología que no cumpla con todas las exigencias de un proceso electoral, implica riesgos innecesarios que atentan contra la democracia de los países.

A %d blogueros les gusta esto: