03/12/2021
Breaking News

Llamativa adenda en licitación de TSJE

By on 24/10/2019 0 131 Views

Se acerca el plazo tope, 4 de noviembre, para la presentación de ofertas en cuanto al sistema electrónico que utilizará el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) de cara a las internas y municipales del año próximo.

Se trata de una interesante adjudicación que supera los G. 138.460 millones de guaraníes (unos 21,5 millones de dólares). Lo llamativo es que ya se presentaron dos adendas al pliego de bases y condiciones y que según fuentes de la mencionada institución continúan favoreciendo a una de las postulantes, cuyo sistema de chip sería vulnerable.

En la segunda adenda, de fecha 17 de octubre pasado, se modificó el Numeral 9 Inciso d del pliego sobre las generalidades de la máquina de votación y establece “emitir boletín de voto impreso, actas de escrutinio, certificados de resultados y certificado de TREP, cuyo material deberá ser de gramaje igual o superior a 90 gramos…).

La única empresa de la industria electoral que emite un boletín de voto impreso con gramaje de120 gramos es Magic Software Argentina (MSA), ya que el peso de la boleta es lo que activa la máquina de votación de este fabricante. Adicionalmente, la boleta para poder soportar el chip RFID requiere un gramaje de 120 gramos, algo únicamente implementado por MSA en dos provincias de Argentina, nunca a nivel nacional.

Si la razón de esta solicitud del Tribunal es que el voto sea legible por el elector (como indica el pliego), se debería mencionar el tipo de papel térmico a utilizar y no el gramaje.

El Poder Judicial, por ejemplo, utiliza un papel de 75 gramos para sus expedientes oficiales, los cuales conservan por período de varios años. Esto confirma que el gramaje del papel no es lo que determina la durabilidad de la impresión.

Es importante que el TSJE considere la real necesidad de duración de los votos impresos, si se requieren para auditorías posteriores que sucederán a los siguientes días de la elección o si solo se requieren guardar los votos impresos por años luego de la elección. Además, limitar la licitación a un gramaje superior a 90 gramos demuestra la parcialidad hacia una sola empresa.

EXPERIENCIA NACIONAL
Como antecedente se tiene que la ponderación de la experiencia parece ser algo que no preocupa al TSJE. Según el pliego, la experiencia nacional no es una exigencia para participar de la licitación. Esto representaría un riesgo en un país con un poco más de 4 millones de electores. Las autoridades deben garantizar que la tecnología a utilizar sea de punta, cumpla con todos los requisitos de seguridad y haya sido comprobada en procesos electorales similares a nivel nacional.

En esta línea, siempre según el pliego, la máquina de votación debe “asentar el voto en un registro código QR o chip electrónico de manera encriptada”; abriendo como alternativa el uso del obsoleto chip (tecnología RFID), que ha sido cuestionado en otros países por vulnerar el secreto del voto.

A %d blogueros les gusta esto: