16/10/2021
Breaking News

Empresa no contamina arroyo Ca`añabé, según resultados de INTN

By on 25/02/2020 0 185 Views

Durli Leathers S.A. es una planta de procesamiento de la piel vacuna hasta el curtido, situada en el Departamento de Paraguarí. La firma brasileña invirtió cerca 15 millones de dólares en infraestructura con tecnología de punta y cumpliendo todas las normas legales. La planta ha sido verificada por los organismos de control 13 veces desde el 2019 y todas las actas señalan que se encuentra operando en regla. Mensualmente envía muestras de agua al INTN cuyos resultados recibidos por el MADES se encuentran en el rango establecido por la Ley.

«Durli inició operativamente el 19 de junio de 2.018, después de un proceso de instalación de infraestructura, organización administrativa y cumpliendo con todas las normas establecidas en nuestro país. Es importante señalar que Durli está totalmente adecuada a las leyes paraguayas tanto a nivel administrativo, técnicos y ambientales», comenzó explicando el Ing. Ricardo Velázquez, técnico especializado en materia industrial y vocero de la firma.

Sostuvo que Durli Leathers es una organización muy bien estructurada, «cuenta con una infraestructura organizacional muy sólida administrativamente, con una división de producción muy interesante en cuanto a la modernidad del proceso de producción, así como también un especial cuidado en el tratamiento del agua utilizada, específicamente en el tratamiento de efluentes emanados del proceso de producción. Hasta donde yo conozco esta planta es muy moderna, una planta modelo muy completa, de ese tratamiento se obtiene agua acorde a los parámetros establecidos por el MADES».

La planta es verificada permanentemente por los organismos de control e internamente los controles son diarios, indicó «en el 2.019 hemos sido fiscalizados 13 veces por la policía ambiental, fiscalía de medio ambiente, el MADES, igualmente por la 9na. Region Sanitaria, dependiente del MSPyBS; de todas las intervenciones existen actas y en todas están consignadas que estamos operando en orden, en regla. Tenemos muy interiorizado nuestro compromiso con el Medio Ambiente, en esa línea hemos decidido destinar 45 hectáreas para área de reforestación, allí tenemos eucaliptos para colaborar con la oxigenación del entorno de la fábrica».

«La fábrica está operando con una fuerza efectiva compuesta por 120 colaboradores en forma directa, contratados conforme a las leyes laborales vigentes, con el seguro social cubierto y al día», añadió.

CONTROL MENSUAL Y DIARIO
Velazquez aseguró que es totalmente improbable que los efluentes generados dentro de la planta y que van al arroyo, contamine el curso de agua, «Durli tiene como norma realizar sus análisis cada mes, mientras que el MADES exige un informe trimestral al respecto. Es decir, nosotros enviamos al INTN y los resultados al Ministerio del Ambiente cada mes de modo a tener un control más continuo del proceso. Dichos resultados se encuentran siempre en rango de lo establecido por ley. Además, dentro de la empresa nosotros hacemos un seguimiento diario, tomando muestreos aleatorios para verificar que todo esté en orden. Personalmente hago un control organoléptico tres veces a la semana a la entrada y salida a la planta de tratamiento, para asegurarnos que todo esté en orden».

ESPERAN JUSTICIA
Sobre las expectativas que el directorio tiene de la justicia, expresó, «esperamos justicia, nosotros estamos trabajando responsablemente en lo referido al medio ambiente, estamos abiertos a que revisen, verifiquen, se acerquen e investiguen a fondo; aquí, solo en la planta de tratamiento se invirtió 5 millones de dólares».
Finalmente hizo un llamado a los denunciantes. «Les solicitamos que se informen acabadamente de cómo funciona la fábrica, aquí se cumplen las normas legales y ambientales, solo queremos trabajar tranquilos. Les aseguramos que los efluentes de Durli no contaminan ningún curso de agua», concluyó.

DENUNCIAS Y TOMAS DE AGUA IRREGULARES
Actualmente hay un grupo de personas que viene cuestionando a la fábrica, aduciendo que tiran sus desechos al Arroyo Ca’añabé, le consultamos al respecto y contestó, «hay un grupo pequeño, unas pocas personas lideradas por la Sra. Margarita Miró, que dice que la fábrica deposita sus desechos al arroyo, cosa totalmente fuera de la realidad. Desconocemos los motivos de estas acusaciones pero ellos radicaron una denuncia en noviembre del año pasado y eso continúa. En el marco de esa denuncia, se realizó un procedimiento totalmente irregular por parte de la comitiva conformada por Margarita Miró , su hijo Juan Valentín García Miró, el asistente fiscal y técnico de la fiscalía a cargo de la Abog. Lisa Martínez y el Señor Carlos Zarate, ingresaron al predio sin autorización, por detrás de la fábrica a través de una propiedad colindante. Esa «intervención» se realizó sin la presencia de representantes de Durli y en horario no laboral; se hizo un día sábado en horas de la tarde, entre las 15 y 16 horas. Esa tarde tomaron una muestra totalmente fuera del protocolo para la misma, apareció una botella de agua negra, sin evidencias que haya sido tomada del caño que tenemos allí y que está adecuada para el efecto para acceder a la toma de muestras de las aguas que provienen de nuestra planta de tratamiento», remarcó.
Insistió, luego, que el procedimiento es totalmente inválido porque está viciada de dudas y se realizó sin la presencia de representantes de la empresa, «para nosotros es totalmente inválida esa fiscalización, se hizo sin la presencia de representantes de la empresa y por tanto no podemos avalar que la toma de la muestra se hizo conforme al protocolo correspondiente. Coincidentemente ese día, en horas de la mañana yo estuve controlando y el agua estaba en condiciones normales con parámetros dentro de lo normal, sin embargo, tres horas después aparece una muestra turbia, cosa totalmente imposible porque al mediodía la fábrica ya no operaba, de ahí rechazamos totalmente aquello. Hemos solicitado la anulación de esa muestra y solicitamos que todas las partes vuelvan para repetir el procedimiento, esta vez ya en presencia de nuestro representante e ingresando por el acceso correspondiente».
No es la única vez que se hace de esa forma, «una vez ya se hizo el mismo procedimiento, ingresando sin autorización y por la propiedad de un vecino, aquella vez se realizó con el acompañamiento de CONADERNA. El Sr. Miró publicó en su cuenta de Facebook uno de los tres resultados obtenidos que contenían valores totalmente fuera de los rangos permitidos por el MADES pero con datos de la empresa que no corresponden, como el caso de la ubicación que en la publicación indicaba que Durli estaba asentada en Fernando de la Mora, Departamento Central, son indicios que los mismos no son confiables».

A %d blogueros les gusta esto: