18/04/2021
Breaking News
  • Home
  • Portada
  • Pese a amenazas de despidos, obreros deciden ir a paro para acoplarse a cuarentena

Pese a amenazas de despidos, obreros deciden ir a paro para acoplarse a cuarentena

By on 21/03/2020 0 1287 Views

Obreros de la empresa española Sociedad Anónima de Caminos y Regadíos (Sacyr S. A.), socia mayoritaria de la Sociedad Objeto Específico (SOE) Rutas del Este, encargada de los trabajos de duplicación de la Ruta PY-02, en el tramo comprendido entre las ciudades de Ypacarai y Caaguazú, decidieron dejar de trabajar a partir de mañana, para acoplarse a la cuarentena decretada por el gobierno nacional.

La decisión fue asumida esta mañana luego de una reunión que mantuvieron en el Km. 111, en la zona de San José Ñu, con el ingeniero residente de apellido Guillén, a quien le expusieron su temor a seguir trabajando debido al riesgo que corren de ser contagiados por el coronavirus y que querían parar por lo menos durante una semana, coincidente con el periodo de aislamiento total dispuesto por el gobierno.

Según fuentes, Guillén les transmitió la inquietud a sus superiores de nacionalidad española y éstos se negaron rotundamente a ceder al pedido de los trabajadores, inclusive les habría dicho que los que no quieran seguir trabajando que den un paso al costado para que sus lugares sean ocupados por otros obreros que sí quieran trabajar. La postura de la patronal se basa en que el decreto gubernamental que establece la restricción total a la circulación de personas y vehículos que rige desde este sábado, no afectaría a las obras públicas.

Luego los directivos de la constructora vial prometieron que se reunirían para tratar el tema y este mediodía darían una respuesta oficial.

Alrededor de 100 personas trabajan en el tramo “San José Ñu”, una recta de 20 kilómetros que conecta San José de los Arroyos con Coronel Oviedo, pero en todo el tramo de la obra habría más de 1.000 obreros, muchos de los cuales pasan la noche en el campamento de Sacyr S. A. que se encuentra en el Km. 140 de la carretera cuya duplicación está en ejecución.

Los obreros indicaron que ellos estuvieron aglomerados en la reunión que realizaron en el Km. 111 en una cantidad de alrededor de 70 personas desde las 6 hasta las 9 de la mañana, tratando de lograr no trabajar ya desde hoy.

“Incluso llamamos a la policía de la zona (San José de los Arroyos) para que venga a intervenir. Se hizo caso omiso, debido a la policía llamó otra vez a los jefes porque ellos reciben combustible gratis de la empresa”, denunciaron. “Entonces llamamos al 911 pero tampoco hubo respuesta. Nuestra idea era que venga la policía a dispersar a la gente que se encontraba aglomerada y que se le pueda apercibir a la empresa a través de la fiscalía”, expresaron.

Según los trabajadores, la empresa dispone de dormitorios en contenedores, con espacios reducidos donde duermen entre 5 a 6 personas y en el comedor almuerzan juntos. “En total somos unas 1.000 personas, que salimos a trabajar en cuatro sectores. Desde el campamento viajamos en dos a tres colectivos unas 20 personas a la vez, algunas sentadas y otras paradas. Nosotros tenemos miedo de enfermarnos e ir a contagiarles otra vez a nuestras familias. No sabemos si estamos infectados, si tenemos el virus, nada, porque no se hace ningún control a la mañana, al empezar el trabajo. A la bilonga, vos te presentás y empezás a trabajar. Ya hubo en el campamento dos compañeros a los que en el transcurso de la jornada se les mandó otra vez a sus casas porque estaban con fiebre y se sentían mal”, refirieron.

Fuente: Diario La Nación

A %d blogueros les gusta esto: