25/07/2021
Breaking News
  • Home
  • Salud
  • Más impuesto al tabaco financiaría 3833 respiradores para pacientes con COVID-19

Más impuesto al tabaco financiaría 3833 respiradores para pacientes con COVID-19

By on 14/04/2020 0 168 Views

La crisis global generada por la expansión del nuevo coronavirus ha puesto en evidencia una vieja realidad, la precariedad de los sistemas públicos de salud en el mundo, en particular en América Latina. Esta situación ha obligado a la mayoría de los gobiernos a ordenar duras medidas de aislamiento social que permitan aplanar o retrasar la curva de infectados y de esta manera ganar tiempo para que el pico de pacientes pueda ser contenido de una mejor manera.

El COVID-19 es una enfermedad respiratoria que se suma a las múltiples ya existentes en nuestro país, provocadas por el consumo de tabaco o el humo proveniente de la quema de pastizales.

Durante el fenómeno de los incendios ocurrido el año pasado, se disparó el número de consultas por problemas respiratorios. Era época de influenza, sin embargo, casi todas las muestras salían negativas mientras aumentaba el número de internaciones por problemas respiratorios“, cuenta Guillermo Sequera, titular de la Dirección de Vigilancia de la Salud del MSPyBS.

Según datos del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, en el Paraguay cada año se registran unos 1.240 nuevos casos de cánceres relacionados al tabaco. Actualmente, los costos de las afecciones producto del tabaquismo ascienden a más de USD 200 millones -lo que equivale al 12% de todo su gasto público en salud- y en Paraguay nueve personas mueren por día a causa de enfermedades relacionadas al tabaco.

Pese a todo esto, nuestro país sigue teniendo el impuesto al tabaco más bajo de Sudamérica, de apenas 18%, seguido de Bolivia, que llega al 39,4%. En otros países, como el Brasil, el tributo asciende a más del 60%, en Argentina llega al 80% y en Chile, al 89%.

Pero esto no forma parte de la agenda del Poder Ejecutivo ni del Legislativo, donde duerme una proyecto de Ley que busca elevar hasta el 40% el impuesto que se cobra al tabaco y sus derivados. De aprobarse el proyecto significaría un ingreso anual de más de USD 100 millones al año, que podrán ser invertidos en salud pública, sin necesidad de contraer nuevas deudas con organismos internacionales.

Un rápido cálculo realizado sobre la base del costo unitario de G. 169 millones de los respiradores suizos (aptos para casos graves de COVID-19) adquiridos por el gobierno, muestra que el aumento de la tasa de impuesto al tabaco permitiría un ingreso extra (USD 100 millones/año) que podría permitir la compra de 3.833 unidades de respiradores, vale decir, un respirador por cada 1.866 habitantes de este país.

Más de 20 enfermedades están ligadas al consumo de tabaco: enfermedades car­diovasculares; hipertensión, infarto, accidentes cerebro­vasculares y enfermedades ligadas al cáncer y otras en­fermedades pulmonares”, manifestó Esperanza Martínez, una de las proyectistas. Agregó que las enfermeda­des del tabaco se encuentran entre las de alto costo, nece­sitan de tomógrafos, terapia intensiva, antibióticos, qui­mioterapia, entre otros.

Datos recopilados por la OPS (2008), muestran que Paraguay es el país de América Latina donde el tabaco es más barato, por detrás de Cuba, Bolivia y Honduras, todos ellos países donde la cajetilla de 20 cigarrillos cuesta menos de un dólar.

Con el alza de impuestos se pretende evitar además el tráfico y contrabando de cigarrillos, hecho por el que “Paraguay está hoy catalogado como el país con mayor índice de contrabando en la región“, según argumenta el proyecto de Ley presentado por legisladores del Frente Guasú y otras bancadas.

Un informe internacional elaborado por la Fundación por la Defensa de la Democracia (Foundation for Defense of Democracies), de EEUU, y publicado a inicios de este año, señala al ex presidente Horacio Cartes como uno de los capos del contrabando de cigarrillos a nivel mundial. Según el texto, el país produce 20 veces más de lo que consume.

El pasado diciembre la firma Tabacalera del Este SA, propiedad del presidente Cartes, fue acusada por un medio de comunicación de introducir sus cigarrillos de manera ilegal en México, algo que la empresa negó.

Según la empresa, sus productos se comercializan tan sólo en Estados Unidos, Aruba y Curaçao, dos islas caribeñas ubicadas frente a la costa de Venezuela“, reseña la Agencia EFE.

FUENTES: OPS/OMS – 5 Días – Sistema de Información Legislativa / Subsecretaría de Estado de Tributación / UH / Adelante Noticias

A %d blogueros les gusta esto: