05/08/2021
Breaking News
  • Home
  • Guias
  • Guía Valheim: consejos y trucos para las primeras horas de juego

Guía Valheim: consejos y trucos para las primeras horas de juego

By on 22/02/2021 0 70 Views

No es casualidad que a los vikingos se les reconozca como uno de los pueblos más duros y resistentes de todos los tiempos. Y por eso tiene sentido que hasta en un juego como Valheim –ambientado en el mundo de los vikingos– las primeras horas sean complicadas, sobre todo si se trata de sobrevivir.

Valheim es un juego cuya popularidad se disparó hasta las nubes durante sus primeras semanas en el mercado, llegando a las 3 millones de copias vendidas solo en Steam. Y está claro por qué: los fanáticos de los juegos de supervivencia le están sacando provecho a todo lo que ofrece el juego, desde tener que cumplir con las necesidades básicas de un vikingo en una tierra olvidada por los dioses, hasta enfrentarse a diferentes criaturas que pululan por el lugar y que no son demasiado amistosas.

A continuación entonces, les dejamos esta pequeña guía de Valheim que les servirá para saber qué hacer y como mantenerse con vida durante el inicio del juego.

Valheim: primeras prioridades

Consigue un martillo y un hacha

Al igual que otros juegos de supervivencia, cada nueva partida en Valheim genera un mundo nuevo y distinto de cualquier otro. Y eso significa que algunas cosas serán más fáciles de obtener, mientras que otras serán más difíciles. Aún así, algunos elementos básicos como madera o rocas siempre van a estar a mano cuando el personaje despierte por primera vez, por lo que la mejor opción es recolectar ambos materiales para crear un martillo y un hacha. El martillo es necesario para construir el primer refugio; el hacha sirve para recolectar madera mucho más rápido.

El martillo requiere tres varas de madera y dos piedras, mientras que para crear un hacha se necesitan cinco varas y cuatro piedras.

Construye una mesa de trabajo y una base

Con el martillo listo, ahora se puede crear una mesa de trabajo. Esta no solo sirve para crear nuevos objetos, sino que también para empezar a crear una base. El área de construcción de la base estará siempre junto a la mesa de trabajo y se muestra como un gran anillo en el terreno, así que lo importante es establecerse en un lugar donde haya suficientes recursos. Para construir la mesa de trabajo solo se necesitan 10 varas de madera.

Una vez escogido el lugar e instalada la mesa, se puede construir una base. Si bien la mesa de trabajo se puede mantener al aire libre, aquello no es recomendable ya que una buena base aumenta, por defecto, las expectativas de vida del persona. Dicho lo anterior, con el martillo y siempre dentro del radio demarcado por la mesa de trabajo, se pueden construir los cimientos, murallas y todo lo necesario para tener una base respetable.

Construir la base es fácil, ya que las partes se van acomodando de forma automática. En este momento del juego, queda a discreción cuántos recursos se quieran invertir en ella, pero la recomendación es tener por lo menos una estructura cerrada. Técnicamente, solo hay que cubrir la mesa de trabajo con un techo y unas cuantas murallas, pero como verán más adelante en esta guía, no es mala idea construir algo bien firme de inmediato.

Hay que tener dos cuestiones en cuenta al construir la base: la primero es crear una puerta, porque obviamente queremos poder entrar y salir del lugar. Y la segunda, y un poco menos obvia, es el hecho de dejar un pequeño espacio en el techo que funcione como escape de humo, ya que si el humo se queda encerrado dentro de la base puede matar a tu personaje. Sí, este juego es así de brutal.

De forma alternativa, se puede hacer una fogata afuera de la base. El calor igual permea a través de las paredes y servirá para mantener una buena tempoeratura, pero la desventaja es que si llueve, adiós a la fogata.

El toque final para la base es la cama. Al igual que en otros juegos del estilo, la cama es un punto de aparición del personaje y también una forma de adelantar el tiempo. Al momento de instalar la primera cama es posible que ya haya caído la noche, por lo que lo que toca es avanzar a la mañana siguiente.

Salir de caza

Luego de haber terminado con las herramientas y el refugio básico, lo que toca es resolver el problema del hambre. En este momento, el personaje ya tendrá ganas de comer y probablemente recordarán que mientras recolectaban las primeras rocas y madera se encontraron con algunas bayas, hongos o quizás hasta animales. Estas son las principales fuentes de comida del juego, pero deben saber que el personaje no va a comer el mismo tipo de alimento dos veces seguidas, aún si se encuentra a punto de morir de hambre. Lo bueno es que cada tipo de baya cuenta como un alimento diferente, así que por ahora no habrá que preocuparse mucho por la dieta y con tener hongos y bayas es suficiente.

Pero si hablamos de comida más contundente, entonces necesariamente hablamos de prepararnos para salir de caza. Para este fin, lo primero es construir una pequeña cocina en la que preparar la carne que se consiga. La carne asada permite no solo reducir el hambre, sino que también recuperar salud de forma más rápida. Entonces, los primeros objetivos serán jabalíes, ciervos y unos animales llamados Necks, que parecen ranas; los jabalíes son los más peligrosos al comienzo ya que al sentirse atacados atacan de vuelta, mientras que los ciervos arrancan a la primera señal de problemas.

Una buena idea para salir de caza es construir un arco (diez varas de madera y ocho piezas de cuero) y unas flechas (ocho varas de madera cada una) en la mesa de trabajo. Con un poco de buena fortuna también ya habrán encontrado plata, con lo que se pueden armar una lanza que es una buena arma secundaria, especialmente contra los jabalíes. Una lanza cuesta cinco piezas de madera, una de plata y dos plumas; eventualmente habrá que actualizar las armas a versiones más poderosas, pero para comenzar con la caza más básica, con estas alcanzará.

Recolectar materiales

Los materiales, y sobre todo la madera al comenzar el juego, serán esenciales para todo: desde herramientas básicas, hasta armas y la misma expansión de la base. Por lo tanto, querrán tener madera de sobra y además del hacha, lo que querrán será un cofre. Con los cofres se puede almacenar una mayor cantidad de recursos, lo que viene siendo muy útil cuando el personaje llega a su límite de elementos que puede acarrear, ya que se reducen la recuperación de resistencia y la movilidad. Con un par de cofres en la base será suficiente para guardar madera, rocas y cualquier otro elemento que no quieran tener encima mientras salen a explorar.

Vale la pena tomarse un par de días dentro del juego para recolectar los materiales más básicos y mantener los cofres llenos. En Valheim, nada es peor que tener que detener lo que se está haciendo solo porque falta algún recurso.

Aprende a explorar

Una vez que ya estén instalados con una buena base, una cama y algunas armas, llega la hora de salir a explorar y ver qué es lo que ofrece el mundo de Valheim. A esta altura ya se tiene un mapa y ya apareció un cuervo llamado Hugin que indica el lugar en el que encontrar al primer jefe llamado Eikthyr. Pero no es buena idea ir y enfrentar a ese jefe aún, porque aún quedan algunas cosas que aprender sobre la exploración del juego.

El mapa resulta muy útil si se utiliza de la forma correcta. En él se muestran los lugares por donde ya se ha pasado y además se pueden usar marcadores personalizados para puntos de interés, con los íconos que están en el borde de la pantalla.

A menos que se sientan con mucha confianza (o sean muy temerarios), la exploración debiese llevarse a cabo durante el día. Primero, porque la visibilidad será mucho mayor; segundo, porque aparecen más monstruos durante la noche. Además, a medida que más uno se adentre en el bosque aparecerán más enemigos (y más peligrosos), por lo que la dificultad será mayor. En el comienzo del juego lo mejor es moverse por lugares cercanos, evitando las zonas frías y en particular el Bosque Negro (Black Forest), que está plagado de enemigos de alto nivel que pueden eliminar al personaje de dos golpes. Además, las regiones frías pueden ser igual de mortales si no se tiene el equipamiento necesario.

La última advertencia es mantenerse, por ahora, lejos de calabozos y cuevas. Estos lugares serán importantes más adelante, pero mientras no tengan a mano el equipamiento necesario, lo mejor es marcarlos en el mapa y olvidarse.

Establecer puestos de avanzada

El mundo de Valheim es gigante. Tan gigante que tener una sola base no es muy conveniente en el largo plazo. Los viajes y las aventuras que se lleven a cabo harán medio imposible ir y volver a la base en un solo día del juego y se necesitarán varias estructuras a lo largo del mapa. Por lo tanto, llegará el momento de establecer algunas bases nuevas, que quizás no necesiten estar tan completas como la base principal y solo con una cama, una mesa de trabajo, una fogata y un cofre será suficiente.

Al igual que con la base inicial, estos puestos de avanzada se pueden construir desde cero, pero también es posible reparar o reconstruir algunas de las estructuras abandonadas que se encuentran por todo el mundo del juego. Esto permite ahorrar tiempo y recursos ya que muchas veces será necesario solo agregar la mesa de trabajo y poco más. Luego, se le pone un marcador para recordar su ubicación en el mapa y listo.

Como nota aparte, más adelante se podrán crear unos portales en estas bases que permitirán teletransportarse de manera instantánea entre cada uno de ellos.

Enfrentando al primer jefe

Llegó la hora de pararse frente a Eikthyr. Probablemente ya conocen su ubicación en el Altar Místico (Mystic Altar), pero será necesario tener dos trofeos de ciervo para invocarlo. Si han estado cazando lo suficiente tal vez ya los tengan, por lo que con una buena cantidad de comida y un arma, pueden viajar al lugar donde se encuentra, usar los trofeos de ciervo y hacerlo aparecer.

Eso sí, este primer jefe no es tan difícil. Solo habrá que prestar atención a su ataque con rayo y al ataque que hace daño en un rango específico. Es importante mantenerse alejado del alcance de las ornamentas mientras se le baja la barra de salud; en caso de perder, todo lo que el personaje lleve encima quedará tirado en el lugar y aparecerá un marcador en el mapa. Eso sí, los objetos perdidos al morir se pueden recoger y además se obtiene una mejora temporal llamada “corpse run” que permite correr más rápido y utilizar menos barra de resistencia, para así recuperar los objetos sin complicaciones.

Al derrotar al jefe se desbloquea un arma nueva llamada Antler Pickaxe, con la que se puede minar metales para crear mejores herramientas, armaduras y armas.

Consejos finales

Para terminar, una pequeña lista de consejos que no entran en ninguna categoría especial pero que vale la pena tener en cuenta.

Siempre es bueno mantener al personaje descansado, con buena temperatura y seco. Por el contrario, estar muy cansado o con frío hará más débil al personaje y eso es lo último que uno quiere que pase en Valheim. Por lo tanto, siempre hay que tener presente el descansar en la base y tener la fogata siempre encendida.

En combate, siempre es importante esquivar rodando. Sí, este movimiento desgasta la barra de resistencia, pero es la manera más efectiva de evitar los ataques de los enemigos y, por consecuencia, el daño.

Las habilidades suben de nivel mientras más se utilizan. No hay otro tipo de mecánica para mejorar las habilidades del personaje, por lo que quieren aumentar alguna en específico, el único camino es usarla de manera más frecuente. Pero a la vez, al morir se perderá parte de esa experiencia.

Al recolectar madera, hay que tener cuidado con los árboles que caen. Esos troncos gigantes que llegan al piso no son solo un adorno visual: si por casualidad les cae uno encima, lo más seguro es que el personaje muera.

Es buena idea comprar el objeto llamado Magingjord. Por el momento no hay forma de agrandar el inventario en Valheim, pero con este se puede aumentar la capacidad de almacenamiento base de 300 a 450. Si se encuentran con el vendedor Haldor y tienen los 950 de oro necesarios para el Magingjord, vale la pena la inversión.

Y por último, siempre es una idea interesante usar códigos para hacer pequeñas trampas, sobre todo al jugar en solitario. En el menú de comandos, al escribir “imacheater” (sin las comillas) se accede a un puñado de opciones como por ejemplo, activar el modo Dios, hacer aparecer monstruos, eventos, subir habilidades de manera instantánea y más. Obviamente, nada de esto se puede hacer jugando Valheim en un servidor multijugador, pero son una manera interesante de divertirse sin preocuparse por la dificultad en general del juego.

Recomendaciones del editor






  Guias
A %d blogueros les gusta esto: