25/07/2021
Breaking News
  • Home
  • Guias
  • Los conceptos básicos de fotografía que necesitas conocer

Los conceptos básicos de fotografía que necesitas conocer

By on 06/04/2021 0 60 Views

Conocer los conceptos básicos de fotografía es casi una obligación de cualquier persona que tenga una cámara en sus manos. Toda buena foto comienza con la exposición correcta. Incluso si captas algo en el momento perfecto con un encuadre fuerte, todo se pierde si se arruina la exposición.

Si solo disparas en modo automático, estás acostumbrado a que la cámara se encargue de todos los ajustes. Pero, a pesar de lo hábiles que se han vuelto las cámaras modernas, no son perfectas y no son buenas para tomar decisiones artísticas.

Una chica tomando una foto con su cámara para aprender los conceptos básicos de fotografía

Te va a interesar:

Conceptos básicos de fotografía: apertura, velocidad de obturación e ISO

Elevar la calidad de la toma de fotografías de buena a excelente requiere una comprensión general de los conceptos básicos de la exposición: apertura, velocidad de obturación e ISO. Comprender la interacción de estos tres elementos te ayudará a anticipar excelentes tomas, en lugar de esperar accidentes felices.

Cuando tengas un conocimiento básico de la apertura, la velocidad de obturación y el ISO en general, estarás en camino de dominar tu cámara, incluso si nunca lees el manual del usuario de tu cámara.

¿Qué es la apertura?

La apertura es simplemente la cantidad de luz que puede pasar a través de la lente. Al cambiar ese valor aumenta o disminuye el tamaño de esa apertura, permitiendo así que, entre más o menos luz en la cámara.

Fotografía tomada con apertura pequeña, aprendiendo los conceptos básicos de fotografía
Se utiliza una apertura pequeña (número f más grande), para mantener enfocados tanto el primer plano como el fondo.

La apertura se mide por medio de un número conocido como “f” (f/16 y f/4 son ejemplos), pero aquí está la cuestión: cuanto menor es el número de f, mayor es la apertura y viceversa. Entonces, cuando estés ajustando la configuración, piensa en lo contrario: si deseas que entre menos luz (apertura pequeña), elige un f más grande.

Nota: la apertura máxima de una lente será parte del nombre de su modelo, como 50 mm f/1.8 o 24-120 mm f/4.

El tamaño de la apertura dependerá de tu lente. Más allá de controlar la cantidad de luz, la apertura determina la profundidad de campo (DOF), de una imagen. En pocas palabras DOF (Depth Of Field, por sus siglas en inglés), es la profundidad que se enfocará dentro de la imagen.

Una foto con un DOF grande tendrá un enfoque nítido desde el primer plano hasta el fondo, mientras que un DOF pequeño ve el enfoque concentrado en un plano en particular, con los elementos de primer plano y fondo borrosos.

Una mujer entre arbustos tomando una rama entre sus manos
Una gran apertura (número f pequeño), puede separar al sujeto del fondo del primer plano. Daven Mathies/Digital Trends

Cuando pienses en el número f, elige un número más pequeño (apertura más grande), para lograr un DOF menos profundo, o un número más grande (apertura más pequeña), para aumentar el DOF.

¿Cuándo debo de controlar la apertura? Casi siempre. Los ejemplos más comunes son retratos y paisajes. Los retratos a menudo se ven más atractivos cuando el sujeto está separado del fondo, lo que se logrará con un DOF poco profundo.

Por otro lado, para los paisajes, normalmente queremos que todo esté bien enfocado, desde el follaje en primer plano hasta las montañas distantes. Si no estás seguro de cuánta profundidad de campo necesitas, la belleza de la fotografía digital es la capacidad de “adivinar y verificar”.

Simplemente toma una foto, compruébelo en la pantalla LCD de la cámara y aumenta o disminuye el tamaño de la apertura para obtener el DOF deseado.

¿Qué es la velocidad de obturación?

Al igual que los obturadores de una ventana, el obturador de una cámara se abre para permitir la entrada de luz y se encuentra localizado justo en frente del sensor de imagen. La velocidad es la cantidad de tiempo que permanece abierto, por ejemplo.

La apertura y la velocidad de obturación funcionan juntas. Mientras que la apertura determina la cantidad de luz que entra a través de la lente, el obturador determina la cantidad de tiempo que el sensor estará expuesto a esa luz.

Cuando configuras la velocidad del obturador, generalmente medida en fracciones de segundo (por ejemplo, 1/30, 1/1,000), le estás diciendo a la cámara qué tan rápido o lento debe abrir y cerrar el obturador.

Una velocidad de obturación de 1/4,000 segundos es muy rápida y dejará entrar muy poca luz, mientras que con una velocidad de obturación de 1/2 segundo entrara mucha luz. Además de su papel en la exposición, la velocidad de obturación controla cómo la cámara captura el movimiento.

Una velocidad de obturación rápida congelará los objetos en movimiento en su trayectoria, mientras que una velocidad de obturación lenta registrará el movimiento, permitiendo que los objetos se vean borrosos.

Caída de agua en un paraje
En un trípode, una velocidad de obturación lenta agregará desenfoque de movimiento a cualquier elemento en movimiento en el encuadre, como el agua y el follaje, mientras que los objetos estacionarios permanecerán nítidos. Daven Mathies/Digital Trends

Si bien, se requiere una cierta velocidad de obturación para tomar una imagen estable sin un trípode, el desenfoque no es necesariamente malo y la nitidez no es necesariamente buena. Hay muchas situaciones en las que la elección entre los dos es más creativa que técnica.

Por ejemplo, imagina un coche de carreras: algunos pueden desear un efecto borroso para ilustrar su movimiento alrededor de la pista, mientras que otros quisieran congelarlo para mostrar un momento específico, como cuando cruzó la línea de meta.

En el primer ejemplo, deberás probar una velocidad de obturación más lenta, como 1/60, mientras que el último ejemplo requerirías una velocidad de 1/1,000 o más.

Incluso las velocidades de obturación más lentas conducen a lo que se denomina fotografía de larga exposición. Así es como puedes difuminar cosas como cascadas o crear rastros de estrellas en el cielo nocturno.

En un trípode, una velocidad de obturación lenta agregará desenfoque de movimiento a cualquier elemento en movimiento en el encuadre, como el agua y el follaje, mientras que los objetos estacionarios permanecerán nítidos.

Hay algunas cosas para tener en cuenta. Si estás utilizando una velocidad de obturación muy lenta, asegúrate de que tu cámara esté estabilizada en un trípode u otra superficie estable para evitar que la cámara se mueva.

Cuando sostienes la cámara con la mano, la velocidad de obturación más lenta que puedes disparar sin introducir sacudidas depende de muchos factores, incluida la distancia focal de tu lente y si este o tu cámara, tiene estabilización de imagen o no.

En términos generales, las velocidades de obturación entre 1/60 y 1/125 de segundo (o más rápidas) son seguras para tomas manuales.

¿Qué es ISO?

ISO es el nombre corto que se le da a la Organización Internacional de Normalización, pero su significado en fotografía es único. También conocida como “velocidad de la película”, es una calificación que se traslada de los días de la película, pero significa lo mismo en las cámaras digitales.

ISO controla cómo responde el sensor a la luz que recibe del obturador y la apertura. Un ISO alto conduce a una imagen más brillante, mientras que un ISO bajo será más oscuro.

La apertura, la velocidad de obturación y el ISO afectan la exposición de manera similar, pero mientras que los dos primeros tienen efectos secundarios creativos (DOF, desenfoque de movimiento), ISO no tiene tanta suerte.

En términos generales, deberás mantener el ISO lo más bajo posible sin dejar de lograr la exposición correcta, ya que aumentar el ISO también aumenta el ruido. Cuando escuchas a alguien describir una foto como “demasiado ruidosa”, es probable que la culpa sea por el ISO utilizado.

El ruido rara vez es un efecto creativo que buscamos, y si es así, generalmente es mejor agregarlo en una publicación.

Los sensores también funcionan mejor en configuraciones ISO bajas, registrando una mejor profundidad de color y rango dinámico. (En la época del cine, las películas con ISO alto eran “más granuladas”. Puedes pensar que “grano” y “ruido” son efectivamente la misma cosa).

En escenas con luz diurna o bien iluminadas, el ISO se puede establecer en un valor bajo, generalmente alrededor de 100 a 400. En tales casos, puedes confiar solo en tu apertura y velocidad de obturación para marcar una exposición adecuada.

Sin embargo, en condiciones de poca luz, es posible que no haya otra opción que aumentar el ISO. Además, si deseas una velocidad de obturación rápida y una profundidad de campo profunda (apertura pequeña), puede que sea necesario aumentar el ISO.

ISO se refleja en un número que, a diferencia de la velocidad de obturación, no refleja ningún tipo de medición del mundo real. La mayoría de las cámaras comienzan en ISO 100 o 200 y se pueden configurar hasta 12,800 o más.

Afortunadamente, las matemáticas son simples: duplica el ISO y duplica el brillo, por lo que ISO 800 es dos veces más brillante que 400, que es el doble de brillante que 200 y así sucesivamente.

Muchas cámaras anuncian un ISO máximo increíblemente alto, pero no siempre creas en el bombo publicitario. El hecho de que una cámara pueda disparar a ISO 102,400 no significa que debas usarlo.

Primer plano de un hombre con una cerveza en la mano y de fondo un hombre en una silla
Un bar poco iluminado se convierte en una escena desafiante. Incluso con un obturador lento y una apertura amplia, se requiere un ISO alto de 12,800, lo que genera ruido visible. Daven Mathies/Digital Trends

¿Hay alguna forma de disparar en entornos oscuros sin aumentar el ISO? Bueno, siempre hay flash, pero en general, el flash en la cámara produce resultados poco halagadores. Si prefieres la apariencia de flash o la apariencia de ruido es una elección que puedes tener que tomar.

También, puedes colocar la cámara en un trípode para permitir el uso de una velocidad de obturación más lenta, manteniendo así el ISO bajo. Sin embargo, si estás intentando fotografiar a otras personas sobre otros sujetos que no están perfectamente quietos, es posible que esta no sea una opción.

Por último, invertir en un objetivo con una apertura máxima más amplia podría ser una buena idea, ya que los objetivos del kit incluidos con la mayoría de las cámaras con objetivos intercambiables tienen aperturas máximas relativamente pequeñas. Pero, como se evidencia en la foto de arriba, a veces ni siquiera una lente f/1.4 es suficiente para mantener el ISO bajo.

¿Cómo funcionan juntos la apertura, la velocidad de obturación y el ISO?

Como probablemente hayas concluido, la apertura, la velocidad de obturación y el ISO funcionan juntos para exponer correctamente una imagen. Un cambio a uno afectará a los otros dos inevitablemente.

Por ejemplo, el aumento de la velocidad del obturador deberá ir acompañado de un aumento en ISO o tamaño de apertura para mantener el mismo valor de exposición. Asimismo, reducir el tamaño de la apertura (seleccionar un número f más grande), requerirá una velocidad de obturación más rápida o un ISO más bajo.

En otras palabras, seleccionar una exposición siempre requerirá cierto grado de compromiso. Podrás elegir la configuración exacta que desees en muchos casos, pero encontrar un equilibrio de configuraciones que ofrezca el DOF, la nitidez y los niveles de ruido que deseas puede ser un desafío en configuraciones de iluminación complicadas.

Si todo esto es demasiado complicado, podrías considerar intentar un compromiso entre los modos de exposición totalmente automático o manual. Este método de término medio agiliza y simplifica el proceso de exposición al mismo tiempo que te brinda un nivel de control.

Atardecer con una imagen de un puente sobre un rio
Para esta escena posterior a la puesta del sol, una combinación de configuraciones permitió la nitidez y profundidad de campo que necesitábamos, sin introducir demasiado ruido. (1/125 seg. f/5.6, ISO 800). Daven Mathies/Digital Trends

Puedes configurar la apertura usando el modo Prioridad de apertura (A), o Valor de apertura (Av), para controlar la profundidad de campo, pero no tienes que preocuparte por configurar la velocidad del obturador: la cámara lo maneja automáticamente por ti.

Por otro lado, puedes seleccionar manualmente una velocidad de obturación con Prioridad de obturación o Valor de tiempo (S o Tv), y la cámara controla la apertura. El ISO automático generalmente se enciende o apaga independientemente del modo de exposición. Encenderlo puede generar más ruido, pero simplificará aún más el proceso.

Todo esto puede parecer mucho si eres nuevo en esto, pero recuerda que no existe una fórmula mágica para encontrar la mejor exposición. Incluso los fotógrafos profesionales cambian continuamente su configuración durante las tomas para dar con la composición de imagen perfecta, así que no te lo tomes como algo personal si es necesario. Lo principal es experimentar y divertirte.

Para esta escena posterior a la puesta del sol, una combinación de configuraciones permitió la nitidez y profundidad de campo que necesitábamos, sin introducir demasiado ruido. (1/125, F/5.6, ISO 800).

Conclusiones clave

  • Dominar la apertura puede ser complicado, pero recuerda que un número pequeño de diafragma significa un ajuste de apertura más grande y un diafragma más alto da como resultado una apertura más pequeña.
  • Puedes obtener un efecto de fondo borroso para un retrato seleccionando un número de diafragma grande o pequeño. Si eliges un número f grande o una apertura pequeña, el enfoque se extenderá a toda la composición.
  • Si estás fotografiando objetos en movimiento, utiliza una velocidad de obturación rápida. El uso de una velocidad de obturación lenta resultará en una imagen borrosa, lo que puede dar un efecto artístico agradable.
  • El uso de un trípode te ayudará a experimentar con velocidades de obturación lentas porque no tienes que preocuparte por el temblor de tus manos y hacer que la imagen sea más borrosa.
  • Para reducir el ruido, intenta mantener el ISO lo más bajo posible, pero necesitas saber que es posible que debas aumentarlo en entornos con poca luz.
  • Muchas configuraciones están vinculadas y debes ajustarlas conjuntamente. Por ejemplo, si reduces la velocidad del obturador, tendrás que cambiar a una apertura más pequeña para compensar.
  • Si no te importa ceder algo de control a la cámara, elige el modo de prioridad de apertura para controlar solo la profundidad de campo o el modo de prioridad de obturador para la captura de movimiento.
  • No hay reglas en el arte. Diviértete experimentando con diferentes configuraciones para encontrar la que mejor se adapte a tu estilo.

Recomendaciones del editor






  Guias
A %d blogueros les gusta esto: