10/08/2022
Breaking News
  • Home
  • Guias
  • Xbox One S vs. Xbox One X: comparativa a fondo

Xbox One S vs. Xbox One X: comparativa a fondo

By on 14/06/2022 0 106 Views

Las consolas Xbox One S y Xbox One X fueron descontinuadas por Microsoft en 2020, pero los los equipos más recientes pueden ser muy costosos –y en algunos casos ni siquiera son tan fáciles de encontrar– por lo que conseguir una Xbox One, especialmente si hablamos de una unidad refaccionada, sigue siendo una excelente idea.

Entre la Xbox One X, la Xbox One S y la Xbox One original –que se dejó de vender en 2017– existen varias diferencias en cuanto a especificaciones, potencia, resolución de pantalla y precios. Si bien ejecutan los mismos juegos, el rendimiento varía según la consola. Las comparamos directamente.

Especificaciones

Xbox One

Xbox One S

Xbox One X

 

CPU

8 núcleos, AMD custom CPU @ 1.75GHz8 núcleos, AMD custom CPU @ 1.75GHz8 núcleos x86 CPU @ 2.3GHz
GPUAMD GCN GPU @ 853Mhz con 12 unidades de cómputoAMD GCN GPU @ 914Mhz con 12 unidades de cómputoAMD custom GPU @ 1,172MHz con 40 unidades de cómputo
Peso7.8 libras6.4 libras8.4 libras
Memoria8GB DDR3, 32MB ESRAM8GB DDR3, 32MB ESRAM12GB GDDR5
Bus de memoria256-bit256-bit384-bit
Memoria ancho de banda68GB/s, 204GB/s68GB/s, 219GB/s326GB/s
Almacenamiento1TB/500GB 2.5 pulgadas HDD1TB/500GB 2.5 pulgadas HDD1TB 2.5 pulgadas HDD
Salida AV HDMI 1.4 in/out, soporte 1080pHDMI 1.4 in/out, 4K y soporte 1080p; salida óptica; escalado de vídeo 4K; soporte HDRHDMI 1.4 in/out, 4K y soporte 1080p; salida óptica; reproducción nativa 4K; soporte HDR
Salida I/OUSB 3.0 X 3USB 3.0 X 3USB 3.0 X 3
ComunicaciónEthernet, IEEE 802.11n wireless con Wi-FiEthernet, IEEE 802.11n wireless con Wi-fiEthernet, IEEE 802.11n wireless con Wi-fi
ControlControl Xbox OneControl actualizado de Xbox One (incluye conexión Bluetooth y rango inalámbrico mejorado)Control actualizado de Xbox One (incluye conexión Bluetooth y rango inalámbrico mejorado)
CámaraSensor de profundidad infrarrojo de 512 x 424-píxeles y cámara 1080p (se requiere adaptador Kinect) Sensor de profundidad infrarrojo de 512 x 424-píxeles y cámara 1080p (se requiere adaptador Kinect)Sensor de profundidad infrarrojo de 512 x 424-píxeles  y cámara de 1080p (se requiere adaptador Kinect)
Unidad ópticaBlu-ray4K UHD Blu-ray4K UHD Blu-ray
Soporte 4KNoSí, limitadoSí, nativo
PrecioNo disponible

Hardware

Xbox One S y Xbox One X

Dado que la Xbox One X es parte de la familia Xbox One, las mayores diferencias entre ella y los modelos actuales de Xbox One son internas. Microsoft ha realizado cambios arquitectónicos distintivos en su diseño, en lugar de simplemente lanzar hardware más moderno.

El chip gráfico de la Xbox One X incluye 40 unidades de cómputo, mientras que la Xbox One S tiene solo 12. Los núcleos en la Xbox One X también están optimizados para DirectX 12 a velocidad de 1,172MHz, mucho más alto que en la Xbox One y Xbox One S. La CPU ofrece un aumento de aproximadamente el 30 por ciento en la velocidad del reloj, por lo que resulta ser más potente.

Con todo, el rendimiento gráfico de la Xbox One X está alrededor de la marca de seis teraflops, lo que significa que tiene un poco menos de potencia bruta que una tarjeta gráfica de escritorio Nvidia GTX 1070, pero un poco más que una AMD RX 480. En resumen: la Xbox One X tiene más de 4.5 veces el rendimiento gráfico de la Xbox One original.

La Xbox One X también viene con una memoria GDDR5 completa de 12 GB, lo que dará a los desarrolladores mucha más libertad de acción, ayudando a manejar contenido 4K. En comparación, la Xbox One original solo tiene ocho gigabytes. El disco duro interno de 1 TB de la One X es también un 50 por ciento más rápido, lo que permite reducir algunos tiempos de carga en relación a los otros modelos.

Ganadora: Xbox One X

Diseño

Xbox One S y Xbox One X

En términos de diseño físico, la Xbox One X tiene un acabado negro mate, que se distingue del blanco de la Xbox One S. Con gran potencia, viene con un mayor peso adicional: la Xbox One X pesa 2 libras más que la Xbox One S. Pese a esto, la diferencia en el tamaño es marginal. De cualquier manera, los días de la gigante Xbox One terminaron.

Ambas consolas ofrecen la misma cantidad de puerto en la parte posterior y cuentan con fuentes de alimentación. En el frente, ofrecen una sola salida USB, aunque en lados opuestos. En la Xbox One X, el botón de expulsión se encuentra debajo de la ranura del disco, mientras que en la Xbox One S se ubica al costado.

En la actualidad, muchos compran sus juegos digitalmente y si eres de los que ha dejado de lado los discos, te conviene saber que la Xbox One S también tiene una edición «totalmente digital» sin unidad de disco. En términos de apariencia, la franja negra donde normalmente estaría el lector de discos solo hay una franja blanca.

La principal diferencia de diseño, que puede afectar cómo organizas tu centro de entretenimiento, es el lugar en donde está ubicado el ventilador de la consola. En la Xbox One S, el calor llega a través de la parte superior de la consola. La Xbox One X dispersa el calor por la parte posterior. Esto significa que puedes apilar otras consolas, reproductores de DVD y cajas de TV encima de la Xbox One X sin temor a sobrecalentar el sistema.

Aún cuando la Xbox One X toma prestados varios elementos del diseño de la Xbox One S, el nuevo ventilador interno es una clara ventaja aquí. El menor tamaño de la Xbox One S puede ser un factor importante si el espacio en el mueble o en el escritorio es limitado, pero en general, la Xbox One X es superior en el apartado diseño por la ubicación de su ventilador.

Ganadora: Xbox One X

Resolución y tasa de cuadros por segundo

Demo ForzaTech en 4K 60FPS

En la Xbox One X, todo está pensado para llegar (o intentar acercarse) a resolución 4K. Siendo cuatro veces mayor el nivel de detalles del estándar 1080P, la resolución 4K ofrece detalles más nítidos, más reales. Teniendo en cuenta que la Xbox One original tuvo problemas a la hora de entregar 1080P a más de 30 cuadros por segundo, la Xbox One X esta concebida para permitir juegos de resolución Ultra HD a mayores velocidades.

Desde su lanzamiento, muchos juegos se han actualizado para admitir 60 cuadros por segundo y reproducción en 4K en Xbox One X. Los gráficos en los juegos optimizados para la Xbox One X son mucho más nítidos y el soporte para HDR le da vida a las sombras, algo que ninguna otra consola pudo replicar en su momento.

Pero eso sí, todas estas ventajas gráficas se hacen un poco más difusas si se conecta la consola a una pantalla 1080p sin HDR, sin el contraste y brillo necesario para esta característica. Este es el tipo de pantalla que utiliza la mayoría de la gente, pero la Xbox One X está diseñada para conectarse a pantallas de gama alta. Si bien las mejoras en el rendimiento de los juegos (específicamente, la tasa de cuadros por segundo) serán notorias en cualquier televisor, es en uno con 4K donde se le saca el mayor provecho a la consola.

Ganadora: Xbox One X

Soporte para Home Theater

Mientras que la Xbox One X ofrece la capacidad de reproducir Netflix o YouTube a 4K, hasta que el uso de Internet de alta velocidad sea más común, un reproductor Blu-Ray 4K UHD será necesario para aquellos que quieran aprovechar al máximo su televisor 4K.

La Xbox One no puede competir cuando se trata de soporte de medios 4K, sin duda. Pero la Xbox One S sí puede, por lo que sigue siendo una opción viable.

Al igual que la Xbox One y Xbox One S, la Xbox One X es compatible con la tecnología HTRF de audio espacial, desarrollada por la propia Microsoft. También tiene soporte para hacer puente de bit rate de audio y cuenta con la compatibilidad de Dolby Atmos para aquellos que tengan un equipo compatible. Y ya que el lector de Blu-ray 4K y las salidas de audio de alta calidad están disponibles tanto en la Xbox One S como en la Xbox One X, ambas consolas son un excelente añadido para el home theater que tengas en tu casa. Aún así, la Xbox One X es la que tiene más funciones para mejorar la experiencia.

Ganadora: Xbox One X

HDR

El High Dynamic Range (HDR) es la otra tecnología de visualización que se usa como argumento para que los consumidores actualicen su consola, y la Xbox One X viene con todo el soporte para ello. Funciona con pantallas compatibles con HDR para mostrar una gama más amplia de colores y contraste, generalmente con la ayuda de las propias pantallas OLED. Con HDR, las explosiones se ven más realistas y las sombras tienen más detalles.

Eso es algo que la Xbox One original simplemente no puede hacer, por lo que se queda atrás. Tanto la Xbox One S como la Xbox One X son compatibles con HDR 10, con juegos compatibles y mejoras visuales notables.

Ganadora: empate

Soporte de juegos y retrocompatibilidad

Al igual que la PlayStation 4 Pro, depende de los desarrolladores aprovechar la potencia adicional de la Xbox One X con mejores números de fotogramas y compatibilidad nativa 4K.

En lo que respecta al soporte, se puede jugar los mismos títulos en Xbox One, Xbox One S y Xbox One X y eso incluye a la biblioteca retrocompatible de Xbox 360. De hecho, una pequeña selección de juegos de la Xbox 360, incluidos Halo 3 y Fallout 3, han recibido actualizaciones de Xbox One X para un mejor rendimiento.

Ganadora: Xbox One X

Precio y disponibilidad

Xbox One S y Xbox One XAntes de que fueran descontinuadas con la llegada de la nueva generación, era posible encontrar la Xbox One S por $300 dólares y la Xbox One X por $400 dólares. En ese entonces, el precio de la One X estaba justificado por sus especificaciones, pero la One S podía bajar hasta los $250 dólares y a tal precio era la mejor opción para quienes no estuvieran interesados en jugar a resolución 4K.

En la actualidad, es casi imposible de encontrar una Xbox One X nueva en tiendas; en cambio, la Xbox One S sigue a la venta por $300 dólares aproximadamente. Ahora bien, la Xbox One X puede que esté disponible en cadenas especializadas en videojuegos, pero lo más seguro es que se trate de consolas reacondicionadas cuyo precio se puede disparar por encima de los $400 dólares.

Si están pensando en comprar una Xbox One hoy en día, quizás la mejor opción es la Xbox One S porque todavía hay unidades nuevas a la venta, con todo lo que eso significa: mayor tiempo de vida útil y mayor garantía. En cambio, la Xbox One X es una buena opción gracias a sus especificaciones, pero en ese caso quizás sería mejor dar el salto hacia una Xbox Series (X o S) de nueva generación, que tiene aún mejores capacidades y con precios relativamente similares a los de la Xbox One X.

Ganadora: Xbox One S

Competencia con las consolas Xbox Series

Xbox Series S y Xbox Series X / Xbox One S y Xbox One X: comparativa a fondo

De las dos consolas de la generación anterior, solo la Xbox One X se acerca un poco a la Series S, pero se queda lejos de la Series X. La Xbox One X tiene 12 GB de memoria a diferencia los 10 GB que vienen en la Series S, más 6 TFLOPS de potencia gráfica frente a los 4 TFLOPS de la Series S. Ambas tienen una CPU de 8 núcleos, pero la One X tiene 1 TB de almacenamiento en comparación con los 512 GB de la Series S. Además, esta última está atascada en 1440p para juegos, mientras que la One X ofrece jugar en 4K si tienes un televisor que lo soporte. Si bien la Series S puede mostrar gráficos a 4K, carece de una unidad óptica, lo que significa que solo la Xbox One X puede funcionar como un reproductor 4K UHD.

Sin embargo, en general, la Series S sigue siendo un hardware superior y mucho más moderno. Incluso si es más pequeña en gigabytes, su unidad de almacenamiento de estado sólido reduce drásticamente los tiempos de carga en comparación con el disco duro de la One X. Sus ocho núcleos alcanzan los 3.6GHz en lugar de 2.3GHz e incluso con menos teraflops, la Series S puede ejecutar trazado de rayos, algo que es simplemente inalcanzable en la Xbox One X. Y lo más importante es que, gracias a su CPU, la Xbox Series S alcanza constantemente 60 cuadros por segundo y puede llegar hasta 120 en algunos juegos. Para una consola de anterior generación como la Xbox One X, esto es imposible.

Si quieres específicamente una consola de juegos que funcione como reproductor de Blu-ray también, la Xbox One S y la Xbox One X son mejores opciones que la Series S, De hecho, la One X tiene algunas áreas menores donde brilla por encima de la Series S. De lo contrario, probablemente te conviene actualizar tu sistema anterior y adquirir una consola nueva, las cuales permiten jugar títulos de Xbox One con mejores configuraciones gráficas que las propias consolas Xbox One.

Ganadora: Xbox One X

Conclusión

La búsqueda de una Xbox One finalmente se reduce a solo dos modelos. Por lo tanto, la elección puede definirse por factores como la potencia o la disponibilidad. La Xbox One S ofrece una buena calidad a un precio más accesible; además, es más fácil encontrarla a la venta. Por lo tanto, quienes no tengan un televisor 4K tienen en la Xbox One S una buena opción. Pero si quieren lo mejor de la generación pasada, entonces definitivamente deben buscar una Xbox One X, a sabiedas de que encontrar una en stock puede ser algo más difícil.

Ganadora general: Xbox One X

Recomendaciones del editor






  Guias
A %d blogueros les gusta esto: